jueves, 21 de junio de 2007

Moodle (2)

Conteste rápidamente a estas preguntas. Rápidamente quiere decir 'sin pensárselo dos veces'.

La palabra moodle le sugiere a usted:
a.- Un fideo chino muy fino.
b.- Algo relacionado con eso de las TICs, pero no tengo muy claro lo que.
c.- Un entorno de aprendizaje interactivo y bla bla bla.

Cuando oye hablar de moodle, intranet y cuestiones afines, usted piensa:
a.- Caramba, caramba, el mundo progresa que es una barbaridad, hacia dónde, no lo sé.
b.- Debe de ser algo muy parecido a una página web o a un sitio web, pero no tengo muy claro por qué.
c.- Colaboro activamente en el moodle o la intranet de mi escuela, insituto, colegio, y está estupendo.

Si el director, coordinador pedagógico, prefecto, o persona afín, de su intituto, escuela, colegio, le dijera: "vamos a crear un moodle" o bien "vamos a crear una intranet", usted sentiría:
a.- Nada, escalofríos, verdadera euforia, no sé. ¿Y eso qué es?
b.- Curiosidad. Quizá aprenda algo.
c.- Alegría. Ya era hora de actualizar el centro. Me será muy fácil integrar mi propio material telemático.
d.- Escepticismo. Sí, muy bien, pero para qué lo utilzaremos.

Si ha llegado hasta aquí y la mayor parte de sus respuestas son a o b, continúe leyendo, es probable que este artículo le resulte de alguna utilidad.