domingo, 15 de julio de 2007

El curso de Moodle

Barcelona, 15 de julio de 2007
Querida amiga,
Al recibo de la presente espero que tú y los tuyos gocéis de buena salud y mejor humor.
El pasado viernes acabó, como tú bien sabes, el curso de Moodle al que me había inscrito. Dicho de otra manera, el curso de Lourdes (no porque haya sido un milagro, que bien pudiera entenderse así, sino porque lo impartía nuestra común amiga, Lourdes).
Y como le prometí a ella, aquí me tienes escribiendo una crónica, escribiéndote una carta.
El primer día del curso llegamos tarde, todas, Lourdes y Ana porque habían tenido problemas con el tráfico --entrar en Barcelona un día laborable no es cosa fácil--, y yo porque no sé, me equivoqué de camino, probablemente. Lourdes estaba bastante nerviosa por el retraso y yo me adaptaba mal al aula informática: demasiadas máquinas entre el profesor y el alumno. A pesar de ello, buena introducción al programa Moodle y a los primeros pasos para crear una unidad didáctica.
El segundo día del curso llegamos todavía más tarde, Lourdes puntual como una alergía en primavera --poco poético, lo reconozco--. Yo, tardísimo, por una cita con el médico. Los profesores dedicamos a eso los quince primeros días de julio. Un poco perdida, hay que admitirlo, Ana y Lourdes intentaron que me pusiera al corriente. Lo consiguieron a medias. Me quedó en el tintero lo del resumen y las etiquetas.
El tercer día de curso todas llegamos puntuales, por fin. La mañana se pasó en un plis plas --me encantan estas expresiones cursis,como estar piripi o ir a un guateque--. Y aprendí las utilidades de Moodle que permiten añadir recursos al aula: un enlace, una página web, un texto, etc.
El cuarto día de curso, todo estupendo. Nos dedicamos a las actividades. Ana y Lourdes vinieron a comer a mi casa. Les hice un pollo 'rostit' por mantener viva la tradición familiar. Y bebimos un vino estupendo y charlamos y charlamos y seguimos charlando. Estupendo.
El quinto y último día lo dedicamos a acabar el trabajo y exponerlo a los compañeros de curso.
Lourdes es un crack, ya la conoces. El curso ha sido fácil, cómodo --al lado de casa, en un marco incomparable de luz y de color--, e interesante. Qué más puedo decir.
Un saludo para ti y los tuyos. Atentamente se despide de ti, ésta, que lo es. Pla.
P.D. Estoy pensando en poner una par de imágenes para que esto quede más virtual, todo se andará.
P.D. Por favor, si lo lees, déjame un mensaje, estoy harta del vacío virtual.
P.D. Lourdes, si lo lees tú, déjame un mensaje, lo dicho: estoy harta del vacío virtual.
P.D. Me gustaría escribir un par de PDs más, pero no se me ocurre qué poner.

2 comentarios:

Mei dijo...

Buenas!
Soy Mercè, la señorita Cama o como más te guste.
He llegado aquí medio por casualidad (solo medio), y me apetecía escribir, así que aquí estoy.

Te invito a mi blog,
saludos.

P.D: es la segunda vez que escribo esto, no se porque no ha salido a la primera.

Lu dijo...

Tarde, he leído esta crónica demasiado tarde. Discúlpame. He estado cerrando frentes (cursos de verano, arreglos domésticos...) y descansando en Portugal. Al final no pude ir a Croacia, como te anticipé que ocurriría. Portugal ha sido una buena alternativa. Esa luz del Atlántico...

Bien, gracias por cumplir con tu compromiso.
Espero haber menguado un poquito tu vacío virtual.
Prometo visitarte.

Un beso